lunes, 16 de marzo de 2009

La cosa peluda

- ¡Míralu!¡Míralu! Ya ta dando-y otra vez...

- Yo nun veo na. Ta como siempre: jugando. ¿Tú nun ves que los animalinos y los guajes tan tol día jugando? Dayos igual lo que tenga a mano que saquen-y partíu pa jugar fijo.

- Pero nun ye muy normal. O por lo menos yo nunca vi un animal que ficiera lo que fae esti...

- Son coses tuyes, nun-y des vueltes.

- ¿Pero tú dístete cuenta de lo que taba faciendo el otru día?

- Pues nun sé. Ya fae tantos días que ta aquí que nun sé de ningún n 'el que nun faiga na.

- Pues el otru día taba garrando una pelotina de eses del papel del chocolate que tanto-y gusten y tirábala de un lau pal otru detrás de los muebles.

- ¿Y parezte raro?

- No, no, pero si lo raro nun ye lo que taba faciendo, yeren les postures: taba arrodillau y con con les dos pates de alante garraba la pelota. Mirábala y luego daba-y un golpetazu que la mandaba al otru lao de la caja esa que tienes. Luego diba corriendo pal otru lau y si nun salió la pelota, metía el brazo pa sacala. Y empezaba otra vez a empujala de un lau pa otru. Mira si me tien confundía que ya digo que tien brazos y no pates...

- Na, eso ye normal. Ta jugando. Nun-y des vueltes...

- Que nooo, que no ye ni medio normal. ¿Tu fijástete alguna vez en eses postures que pon? ¿Tú cuando mi madre viste un animal a dos pates?

- Pues nun ye normal, no.

- Pues mira si nun ye normal que el otro día taba ahí, de pie garrá con un brazucu n'el quiciu l'armariu mientras que debajo del otru taba garrando la rata...

- Bah, tontaes tuyes.

- ¿Pero nun la viste? ¿Nun la ves tolos díes a dos pates mirando pola ventana?

- Sí home, sí.

- Pues pa mi, metiéronte un guaje muy feu, no un animal.

- Caro y mi güela ye una carretilla. Ye un animal, nun y des vueltes.

- Nun puede ser. A veces dígotelo en serio que pienso que ye un güaje. Home, caro que ye feu de cojones, con esos dientonos y eses oreyones... Y el problema del pelón. Pero eso no ye raro, ¿nun hay una enfermedá que fae que te salga pelo abondo? Pues esti guaje tienla fijo...

- Nun te cruces que no ye un guaje, ye un animal.

- Pues diraslo tú pero yo tengo dudes...

- Pues nun les tengas: ye un gatu asturianu.

- ¡Coime! ¿Y tú cómo lo sabes?

- Pues el otru día tocome dir al veterinario a pone-y les vacunes del añu y cada vez que vamos, toma-y la temperatura...

- Ya me dirás cómo-y la tomó porque con lo nerviosu que ye, cualquiera-y sujeta un termómetru n'el sobacu...

- Esi ye el tema pol que sé que ye un gatu asturiano: garro'l termómetru y metióylu pol ojal y entos el gatu dijo:

"¡Cagún mi madre, compañeru, nun te pases que soy un gatu, oh!"

- Pues vas tener razón: ye un gatu asturianu...

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger CHECHE said...

Ja,ja qué gracioso post, Gala la gata de mi hija Chuca también se pone a dos manos, mira por la ventana y cuando ve pajaritos o gente se pone a dar con las manitas en el cristal,es una juguetona, espero que estés mejor, mil besistos.

16 de marzo de 2009, 16:07  
Anonymous koko said...

Hola !!
La gata siempre me llama para que le lleve a pasear a fuera .
le llevas a pasear ? o solamente en la casa ?

17 de marzo de 2009, 8:24  

Publicar un comentario

<< Home